Google
 

martes, 15 de mayo de 2007

A mi mujer ni tocarla

Hay gente que le puedes decir de todo y no pasa nada, pero cuando te metes con su familia, por ahí si que no pasan.

Como se suele decir, vale más una imagen que mil palabras, así que en este vídeo vemos un claro ejemplo de como se pone este señor con un hombre que tropieza accidentalmente con su esposa.



¿Tú cómo lo ves?
Entradas relacionadas:

4 comentarios:

sin miedo dijo...

Que bestias, pero las que reciben son las damas, jajajaja

Micalet dijo...

Así cualquiera se mete con uno mucho más grande y fuerte, ¿eh?

Ulyses dijo...

¿Esto sería humor misógino nó? jeje. La verdad que no me lo esperaba el desenlace, creía que se iban a pegar entre ellos.

Micalet dijo...

Es lo que parece, es más, es lo que quieren hacer que parezca... pero el inesperado desenlace le da un toque de humor.