Google
 

viernes, 30 de marzo de 2007

Nueva artista revelación.


Estos días en el programa "No somos nadie" de M80 radio he escuchado varias veces la canción de una niña llamada Cleopatra Stratan. Yo la verdad es que nunca había oído hablar de ellas, pero la canción (aunque no se entiende nada, puesto que la niña es rumana) llama bastante la atención por su ritmo y sobre todo por la voz de la niña que en estos momentos tiene 4 años.

Su padre, Pavel Stratan, es un cantante bastante conocido por aquellas tierras y parece ser que cuando la niña tenía tres años, estando con su padre en un estudio de grabación esperando a que él grabara una canción, la niña se puso a cantar la canción, que se la había escuchado a su padre y a la gente del estudio les llamó tanto la atención que finalmente grabaron la canción con la niña en vez de con el padre.

Con solo cuatro años, la niña ya ha grabado un álbum y ha hecho un concierto de más de dos horas, por lo cual su padre quiere que entre en el libro Guiness como la artista más precoz. En su país es todo un éxito y poco a poco se va expandiendo su fama a otros países. En estos momentos la niña cobra 1.000 € por cada canción que canta en sus actuaciones, lo que vienen a ser unos 300 € por minuto (y no, no me he equivocado con la cifra) y su primer single "Ghita" está siendo todo un éxito en ventas, en descargas de internet y el vídeo de la canción, ha sido visto más de un millón y medio de veces en Youtube.

En fin, os dejo el vídeo a ver que os parece.

Cleopatra Stratan - Ghita.



¿Tú cómo lo ves?
Entradas relacionadas:

4 comentarios:

Lucía dijo...

Pobrecita. Esta niña ya ha perdido la posibilidad de disfrutar de una infancia ...

Ulyses dijo...

Pues mira, me ha venido bien para hablar de un tema que llevo pensando de hace tiempo, sobre si es bueno o malo para los niños el tener fama.

Yo al final he llegado a la conclusión que es un error forzar a un niño a cantar, porque no sabe lo que está haciendo; creo que si lo hace, es porque no conoce otras opciones, le hace gracia ser el centro de atención y desconoce totalmente lo que quiere hacer y lo que está haciendo.

Eso por no hablar de si los padres se aprovechan de esta situación, que al menos, si sirve para que el niño o la niña, en el día de mañana, tenga más dinero, pues tira que va...

Yo veo mejor a los niños/as cuando tienen 14 años o por ahí, guiarles si tienen de verdad afición por la música, pero tal y como dice Lucía, es perder la infancia muchas veces.

En mi ciudad, la Maria Isabel actuó el día de Nochevieja. Anda que hacer trabajar a la niña ese día, tiene tela. Puede que me equivoque, pero yo preferiría que los niños no sean cantantes, porque a esa edad, no tienes conocimiento real de lo que haces.

Susymon dijo...

Tengo 4 niñas que ya han pasado hace tiempo los 4 años, a todas les gustaba cantar y disfrazarse a modo de juego, ser cantante y grabar videos ya pasa a lo profesional e implica muchísmas horas de trabajo...sí, trabajo!!! es una explotación infantil disfrazada de prodigio, una pena por la niña; es demasiado pequeña para comprender el alcance de lo que hace.

Micalet dijo...

Està claro que detrás de lo que nosotros vemos, que es la parte bonita donde la niña canta, se disfraza, etc... habrá horas y horas de grabaciones, ensayos, viajes, etc... que hace que como decís, la niña deje de ser una niña para convertirse en una trabajadora más... ¡¡de solo 4 años!!