Google
 

viernes, 30 de marzo de 2007

Cambio radical casero

Aquí está la prueba evidente de que no hace falta gastarse una pasta, ni pasar por el quirófano y operarse para hacer en tu aspecto un cambio radical.

Con un poco de maña y dedicándole un poco de tiempo, se pueden conseguir unos resultados extraordinarios. Como muestra un botón. Aquí tenemos este japones nos demuestra que no es que ya no nos podemos fiar de las fotos que vemos en las revistas o en internet porque pueden estar retocadas, o de las personas que vemos en la tele porque llevan kilos de maquillaje, sino que ya ni siquiera nos podemos fiar de lo que ven nuestros ojos en directo.

Como siempre se ha dicho, de lo que veas, créete la mitad.



¿Tú cómo lo ves?

4 comentarios:

Lucía dijo...

Que fuerte. Que apañado el tipo este ...

Ulyses dijo...

Jaja, me ha hecho gracia porque se le nota un poco el truquito, queda un poco extraño. Pero bueno, queda bastante bien, al menos mejor que el primer look.

Turi dijo...

El corte de pelo que ha elegido tampoco es para tirar cohetes... :) Eso sí, como dices el cambio es radical, y hecho con sus propias manitas y sin salir de casa.

Saludos.

Micalet dijo...

No es que el tío se haya quedado como Brad Pitt, pero si se compara con como estava antes, la verdad es que mejora bastante el tío.